Elegir televisor ¿LCD o Plasma?

Por | 22 de diciembre de 2009, 17:59

Plasma_vs_LCD

El apagón analógico ayudado por el espíritu consumista navideño va a propiciar seguramente que muchos de vosotros os planteéis la compra un televisor. Sin entrar en demasiados detalles técnicos voy a intentar daros unas pautas que os ayuden a elegir entre LCD o Plasma.

No hay más que entrar a cualquier centro comercial para darse cuenta de que la oferta de televisores LCD es muy superior a la de plasmas. Esto podría llevaros a pensar que el plasma está obsoleto pero nada mas lejos de la realidad. De hecho si hablamos estrictamente de calidad de imagen está mas que demostrada la superioridad del plasma sobre el LCD, pero hay más factores a tener en cuenta, veamos:

LCD

Tecnologia_LCD

Esta tecnología utiliza cristales líquidos para polarizar la luz que los atraviesa. Estos cristales tienen la propiedad de reorientar sus moléculas según el campo magnético aplicado sobre ellos y al hacerlo se vuelven más o menos opacos a la luz. Las pantallas LCD disponen de una lámpara trasera que suministra luz blanca, en cada pixel de la imagen la luz atraviesa los cristales LCD, cada uno seguido de un filtro de color de la triada RGB que polarizarán la luz de forma que se obtiene el color deseado. Ultimamente están apareciendo televisores LCD con fuente de luz a base de diodos LED, estos consiguen un mejor contraste dinámico y una mayor gama de color, no obstante siguen siendo televisores LCD y no hay que confundirlos con la tecnología de televisores LED, superior a la LCD pero todavía incipiente. Fabricantes como Samsung están promocionando sus televisores LCD con retroiluminacion LED y los denominan televisores LED lo cual lleva a confusión.

samsung-7-series_led

La limitación mas importante de la tecnología LCD es su incapacidad para volverse completamente opacos y conseguir así impedir el paso de la luz trasera. Esto se traduce en que los negros no son realmente negros sino grises, lo cual afecta al contraste global de la imagen. Esta limitación se intenta corregir con el llamado contraste dinámico, que consiste en atenuar la retroiluminación cuando la imagen es oscura pero esto sólo funciona a medias ya que no se puede aplicar a escenas que contienen a la vez partes luminosas y oscuras.

Si bien los negros no son tan profundos como en los plasmas, los LCD suplen esta deficiencia con un nivel de brillo superior, esto los hace apropiados para ser utilizados en entornos con elevada luz de ambiente (luces encendidas, ventanas) en los que no se va a apreciar tanto la profundidad de los negros y un mayor nivel de brillo es conveniente para que la imagen no quede atenuada por la luz ambiente.

Otras de sus virtudes frente al plasma son su mayor durabilidad y su menor consumo por lo que si van a estar encendidos muchas horas también deberíamos optar por un televisor LCD. Además los colores son más vivos e impactantes que en el caso del plasma, esto los hace mas adecuados para retransmisiones deportivas y programas de televisión que para cine.

Plasma

tecnologia_plasma

La pantalla está formada por pequeñas celdas llenas de gas y revestidas de fósforo. Al aplicar voltaje a la celda el gas emiten luz ultravioleta que a su vez excita el fósforo iluminándolo. En definitiva cada celda es como una minúscula lámpara fluorescente ordenada en triadas RGB (rojas verdes y azules) y las distintas intensidades de cada una de estas tres lámparas forman un punto o píxel de la imagen.

Su mayor virtud son unos negros más profundos, de hecho las ultimas generaciones de plasmas alcanzan negros casi puros. También consiguen una nitidez superior a los LCD y unos colores menos impactantes pero más realistas y precisos. No debéis dudar en haceros con un plasma si lo que buscáis es recrear la experiencia cinematográfica con la máxima calidad.

El nivel de brillo que alcanzan los plasma es inferior al de los LCD aunque esto no será un problema para poder disfrutar de sus virtudes siempre que podamos asegurar un entorno con baja luz de ambiente. Por contra si vamos a utilizarlo en un entorno muy iluminado deberemos optar por un LCD.

panasonic_th-50pz700u

En el lado negativo tenemos un mayor consumo y una menor durabilidad. La tecnología de plasma sufre un desgaste progresivo del fósforo de forma que va perdiendo brillo con el tiempo. No obstante, los paneles de última generación han minimizado mucho este problema, la estimación de vida de un plasma es de 20 a 30.000 horas (4 horas diarias durante 10 años suponen 15.000 horas).

Dado su mayor consumo así como los posibles problemas de quemado, está claro que un plasma no es lo más adecuado para ver muchas horas diarias de televisión.

Así como en el caso de los televisores LCD encontramos multitud de marcar para elegir y todas ellas cuentan con modelos de excelente calidad, no ocurre lo mismo con los plasmas. Tras el abandono de Pioneer del negocio de los televisores, sus famosos de plasmas Kuro han quedado descatalogados y actualmente es Panasonic quien se lleva el gato al agua y sus plasmas son, según todas las comparativas, los de mejores prestaciones.