¿Qué es eso del LED Local Dimming? y parte II

Por | 29 de diciembre de 2009, 16:07

samsung_40_led_blu_03

Una vez que ya hemos visto en la primera parte, en que consisten el LCD y el Plasma, le ha tocado el turno al sistema del momento: los televisores LED. Así que no perdamos más tiempo y pongámonos manos a la obra.

LED

Aquí podríamos tener cierta confusión, puesto que el nombre no hace referencia al panel dónde sde forma la imagen, sino al sistema empleado para retroiluminar el panel LCD.

Porque sí, estamos ante televisores LCD con sus ventajas e inconvenientes. Básicamente los televisores LED se basan en que la lámpara fluorescente es sustituida por diodos LED. Con ello se consigue de entrada un menor consumo, así como mayor duración y una iluminación más uniforme.

Hay básicamente tres tecnologías LED en el mercado, una bastante mejor que la otra y una tercera un tanto controvertida. Así tenemos la iluminación LED convencional, el RGB LED o Triluminos (implementada por Sony en sus equipos allá por comienzos del 2000) y el Edge LED que es el encargado lograr unos chasis extremadamente finos.

LED Convencional

samsung_40_led_blu_02

Sencillamente se consiguen chasis un poco más finos sustituyendo la famosa lámpara por multitud de diodos LED en el fondo del televisor. Como mayores inconvenientes el que el sistema es muy parecido al de las lámparas CCFL, por lo que la única ventaja (en la calidad de imagen) podría ser una mejor reproducción de color.

Edge LED

edge_led_09

En este caso, el sistema de retroiluminación es un poco más complejo. En el sistema Edge LED, los diodos se instalan en los laterales del chasis y en algunos modelos se ha llegado incluso a sólo necesitar incluir la fuente de luzen la base del panel.

Con ello, se logran equipos extremadamente finos, pero a cambio se pierde en contraste, lo que los fabricantes intentan paliar a través de complicados sistemas de Dynamic Dimming que empeoran las cosas más que mejorarlas. Sobre todo porque con ellos se empeora la cosa más que arreglarla debido a los cambios bruscos de contraste entre escenas. Es el caso de algunos modelos de Samsung.

RGB LED

RGB-LED

Presentado por Sony en sus televisores Triluminos y más tarde también "copiado" por otros fabricantes bajo el nombre de "RGB LED", consiste básicamente en un sistema de LED convencional, pero en el que en vez de existir sólo LED blancos, se incluye uno para cada color RGB. Con ello se consigue ampliar bastante el espectro de colores que se pueden representar en pantalla a la vez que éstos son más fidedignos con el original

LED Local Dimming

Local_Dimming_Ex

Finalmente llegamos hasta dónde nos interesa. El Local Dimming. En este sistema, en vez de encenderse todos los LED del fondo de la pantalla simultáneamente, éstos se van encendiendo por zonas según lo requiera la luminosidad de la imagen. Con ello se consiguen imágenes mucho más contrastadas, negros muy intensos y el televisor casi podría competir en igualdad de condiciones con los negros de un plasma. Como una imagen vale más que mil palabras, nada mejor que veáis este vídeo de Sony dónde se explica a la perfección en qué consiste el sistema.

Local Diming Video:

Como seguramente habréis supuesto, el mejor sistema es aquel que coge lo mejor de cada uno. Así, los equipos más interesantes serían televisores RGB (o Triluminos) complementado con un sistema de Local Dimming. Equipos así hay pocos y casi se podrían contar con los dedos de una mano, sobrando bastantes de ellos.

OLED

Por último tenemos los nuevos televisores OLED. Su funcionamiento es completamente distinto a los anteriores, puesto que no necesitan ninguna superfice que los ilumine, ya que se basan en sustancias orgánicas que se iluminan ellas mismas. A grandes rasgos, se carga eléctricamente una sustancia orgánica y cuando cargas de diferente signo "chocan" entre ellas, emiten un fotón que es el encargado de emitir la luz.

En general cualquier material orgánico es susceptible de esta propiedad y en este vídeo del MIT se puede comprobar como un simple pepinillo emite luz utilizando este sistema.

Aplicado al mundo de los televisores, la gran ventaja de este tipo de paneles es su extraordinario contraste (del orden del 1.000.000:1), su fiel reproducción del color y el poder conseguir paneles superfinos, puesto que nos sacamos de encima todo el sistema de retroiluminación. El mayor inconveniente es su precio, puesto que por el momento los televisores OLED son extraordinariamente caros.

En fin, espero que estos artículos sirvieran para aclarar un poco las cosas en este complicado mundo de los nuevos televisores presentes en el mercado. Si queréis saber un poco más del tema, aquí tenéis unos cuantos enlaces en los que informaros.

Para saber más: