hiperDEF Labs: Probamos el monitor 3D Acer GD245HQ

Por | 29 de octubre de 2010, 17:01

Durante los últimos días, hemos tenido la oportunidad de probar uno de los pocos monitores 3D del mercado en tamaño de 24 pulgadas. Nos referimos al Acer GD245HQ, un monitor con panel de 120HZ compatible con las dos letras más famosas del momento, gracias a su soporte de Nvidia 3D Vision. Estamos por tanto, debido a sus excelentes prestaciones, ante un equipo dirigido hacia un público amante de los videojuegos y en especial de los juegos en tres dimensiones. Pero antes de nada, veamos qué nos encontraremos una vez adquirido el equipo.

Características Técnicas

  • Monitor Full HD de 23,6"
  • Panel TN (Twisted Nematic) en formato 16:9
  • Resolución Full HD compatible 3D (1920×1080@120Hz)
  • Pixel pitch: 0.2715 mm
  • Contraste dinámico de 80000:1
  • Brillo de 300 cd/m2
  • 2ms de tiempo de respuesta
  • Conectores D-sub, DVI-D, HDMI y jack stereo
  • 5.8 Kg de peso

El equipo

Empaquetado en una caja negra realmente impresionante, nos encontramos con el monitor y todos sus accesorios en el interior. Una vez abierto el paquete, tendremos el monitor, un stand con incrustaciones naraja metalizadas, un CD con el programa de instalación (para Windows), así como los cables de vídeo (serán dos, uno VGA y otro DVI-dual link). Por último, viene también un jack stereo macho-macho de 2,5mm.

Y es que aquí donde lo veis, al integrar conexión HDMI puede llevar a engaño. Lo que se dice aceptar, acepta conectarlo a fuentes externas por HDMI, pero no podrás escuchar sonido alguno puesto que el equipo no incluye altavoces. Es por eso, que pesar a contar con HDMI, tenemos un jack stereo de 3,5mm: para sacar por él, el audio y conectarlo a un equipo externo para poder escuchar el sonido.

Quizás el único aspecto que le podemos echar en cara, es la ausencia de un HUB USB, en el que poder conectar teclados, ratones o simplemente alimentar cualquiera de los accesorios comúnmente presentes en un despacho de trabajo.

Prestaciones

Antes de nada, hay que reconocer la gran calidad de construcción del equipo, sobre todo la base, que pese a ser pequeña en comparación con el monitor, consigue mantenerlo firme como una roca. Para los que estén un tanto "mosca" por los llamativos colores de esta base, decirles que el color real es mucho más atractivo que el que se puede apreciar en las fotos, dándole un toque sofisticado y sobre todo futurista al monitor.

Lamentablemente no incluye posibilidad de girarlo 90º en vertical, como tampoco existe la opción de subirlo o bajarlo en altura. Pero teniendo en cuenta que estamos ante un equipo pensado para gamers, esas dos opciones suelen ser características más bien utilizadas en equipos de oficina, que en equipos para juego.

En cuanto a prestaciones, éstas son envidiables. Nos encontramos con casi la única opción del mercado en monitores 3D, con tamaño de 23,6 pulgadas y que cuente con nada menos que 3 tomas de vídeo de entrada (VGA/DV-I/HDMI). Además de lo anterior, tenemos un panel Full HD y gracias a su compatibilidad 3D, la frecuencia de refresco alcanza hasta los 120Hz. Ésta frecuencia de refresco se puede utilizar tanto en 2D como en 3D, por lo que aquellos usuarios que no cuenten con el kit oficial de nVidia, podrá beneficiarse de esa mayor tasa de refresco que les ayudará a tener no sólo una vista menos cansada, sino a mejorar notablemente la experiencia de visionado.

A destacar el brillo y sobre todo el contraste del equipo, con lo que logramos imágenes vívidas, contrastadas y que unidas a los 120Hz de refresco, consiguen que las imágenes que se muestran carezcan de artificios, estelas o efecto goshting. Aunque algunos usuarios se quejan de que el equipo cuenta con demasiado enfoque provocando un molesto "halo" alrededor del texto e iconos, como podéis ver en la imágenes, en mi caso éste es prácticamente inapreciable.

El segundo punto a destacar son esos 2ms de tiempo de respuesta, que dejan a la competencia k.o. Gracias a ellos, convierte a este equipo en el monitor perfecto para juegos tanto en 2D como 3D. Pero todo tiene su inconveniente y en este caso es el ángulo de visión en vertical que en este modelo es bastante crítico. A cambio tenemos un ángulo en horizontal más que amplio, puesto que llega hasta los 170º

nVidia 3D Vision

Se que va a sonar a chiste, pero desgraciadamente no vamos a poder hacer comentarios sobre el modo 3D de este monitor, puesto que el fabricante no nos ha proporcionado equipamiento 3D necesario para testear el equipo. En concreto, nos referimos al sistema nvidia 3D Vision de emisor y gafas activas, necesario para testear el monitor en modo 3D.

Pero tratándose de un equipo de reciente salida al mercado, es de esperar una cierta mejora en dicho modo con respecto a otros equipos un tanto más antiguos de la competencia. Eso sí, a pesar de su novedad, no creo que podamos deshacernos del típico crosstalk tan normal en este tipo de pantallas.

Una pequeña limitación del modo 3D, es que el HDMI con que cuenta el equipo (HDMI 1.3) no es capaz de "aguantar" con un refresco de pantalla de 120Hz. Es por ello, que el modo 3D sólo funcionará a 120Hz si le conectamos señal a través de la entrada DVI Dual Link. Un sinsentido hoy en día, puesto que podrían haber incluido de serie una conexión HDMI 1.4a y quitarse todos estos problemas de encima.

Conclusión

8/10

No siendo Acer una de las compañías habituales entre los monitores de gama alta, he de reconocer que este equipo me ha dejado un más que buen sabor de boca. De hecho, de los monitores 3D existentes en la actualidad (Viewsonic y Samsung) éste es uno de los pocos que cuenta con casi todo lo que puede pedir un gamer: gran contraste con un brillo a la altura, excelente tiempo de respuesta de 2ms, práctica inexistencia de lag (algo muy importante para los jugones) y una amplia conectividad. Todo ello con un precio más que comedido de unos 334€.

A Favor:

  • Gran calidad de imagen, color y contraste
  • Inclusión de tomas HDMI, DVI Dual Link y VGA
  • Impresionante contraste de 80.000:1

En Contra:

  • No incluir HDMI 1.4
  • Ángulo de visión vertical un tanto escaso

Comparte este artículo