Hiperdef Labs: Philips 225PL, el monitor de oficina que ahorra energía

Por | 13 de junio de 2011, 13:07

Hoy tenemos en nuestro banco de pruebas, un monitor de Philips que no sólo se ha hecho con el premio a la innovación por su sistema de ahorro de energía PowerSensor, sino que además será el complemento ideal para todo tipo de labores de oficina. Nos referimos, como no, al Philips 225PL: un equipo con el entorno ofimático en sus venas y que te dará más de una alegría a la hora de poder visualizar datos cómodamente. Pero como suele ser habitual, comencemos por el principio.

Características Técnicas

  • Pantalla TFT-LCD tipo TN
  • Sistema de retroiluminación LED
  • 22 pulgadas de tamaño
  • Formato 16:10
  • Resolución nativa de 1680 x 1050 @ 60Hz
  • Tiempo re respuesta: 5 ms
  • Brillo: 250 cd/m²
  • Contraste: 1000:1
  • Tamaño de Pixel: 0.282 x 0.282 mm
  • Ángulos de Visión: 176º (H) / 170º (V), @ C/R > 5
  • Tomas VGA y DV-I (compatible con HDCP)
  • Altavoces integrados 2x1,5W
  • 4 Puertos USB 2.0 Integrados
  • Toma de cascos de 3,5mm integrada
  • Regulable en altura: 130mm
  • Se puede girar vertical (-5º/+20º) y lateralmente (-65º/65º)
  • SmartSensor para ahorro de energía
  • Interruptor de apagado total (0W de consumo)

El Equipo

Nada más desempaquetar el equipo, nos encontramos con una configuración bastante completa para los tiempos que corren. Además de la pantalla y su peana correspondiente, se incluyen un cable VGA de los de toda la vía, así como otro DV-I y un alargador de la toma de audio (jack-jack de 3,5mm que no aparece en la foto). Todo ello completado con una escueto mini-guía rápida, así como un CD con el manual completo.

El monitor se ve robusto, con un buen acabado y la peana firme con un ingenioso (y más que sencillo) sistema de fijación que hasta un niño sabría como funciona. A destacar la presencia de un HUB USB 2.0 que dota a este monitor de 4 tomas USB 2.0 a las que podrás conectar todo tipo de dispositivos externos como impresoras, sticks de memoria o scáneres.

Como te habrás supuesto a estas alturas, con una relación de aspecto 16:10, sus 5ms de tiempo de respuesta y la movilidad total de la pantalla (tanto en vertical como lateralmente) estamos ante un equipo cuyo uso principal serán tareas de oficina, con programas de ofimática como centro fundamental del típo de trabajo típico a realizar y que gracias a su total ergonomía y gran capacidad de ahorro energético, se convierte en el aliado ideal tanto para el trabajador, como para el ahorro de costes en el puesto de trabajo.

Ahorrando Energía

Uno de los mayores quebraderos de cabeza de los gestores de empresa, es cómo ahorrar energía en entornos de trabajo con mucho equipamiento electrónico. Lugares como grandes oficinas con multitud de puestos de trabajo, donde los monitores se quedan en stand-by durante horas (e incluso días) y que permanecen encendidos todo el tiempo (incluso aunque no esté nadie trabajando en ellos). Pues decirles, que este Philips 225PL será su compañero de singladura ideal, ya que está diseñado, pensado y desarrollado con la idea principal de ahorrar costes energéticos por sus cuatro costados.

Comenzando con su interruptor trasero de apagado total, (sí ese que antes traían todos los televisores y monitores y ahora no se ve en casi ninguno) y que nos garantiza 0W de consumo cuando no se esté utilizando el equipo (por ejemplo, por las noches). Continuamos con el SmartPower de Philips, que adapta en todo momento el consumo del monitor al tipo de pantalla que se esté visualizando. Así, con pantallas con pocos gráficos (como textos u hojas de cálculo) el consumo se reducirá notablemente. Baste con deciros, que gracias al SmartPower podemos llegar a ahorros energéticos de hasta el 50%.

Y por último, una de las características más únicas de este equipo y que lo hacen destacar de la competencia en cuanto a sistemas de ahorro energético se refiere: el sistema PowerSensor. Este sistema consiste en una serie de sensores detectores de presencia, que permiten reducir el consumo cuando o bien no estamos delante de la pantalla (apagándola) o cuando no estamos centrados en trabajo con la misma (reduciendo el brillo). Es un sistema muy ingenioso, que promete grandes ahorros de energía, pero que puede dar algún que otro problemilla si trabajamos a más de 70cm de distancia de la pantalla (que es el umbral de detección de presencia). De todas formas, este sistema de sensores se pueden regular mediante un menú específico y si fuera necesario incluso se pueden apagar totalmente.

Usabilidad

Este equipo es el aliado perfecto de esa palabra tan poco vista por nuestras oficinas y que tantos dolores de cervicales y espalda produce su ausencia. Nos referimos como no, a la ergonomía. El 225PL es totalmente regulable tanto en altura (tenemos 130mm donde elegir), como en vertical (lo podemos poner a 90º para la cómoda lectura de hojas de cálculo o documentos de texto), así como en horizontal (tenemos en este caso 65º donde elegir). Y como todo monitor hoy en día se puede también inclinar hacia delante o hacia atrás entre (-5º y 20º).

Se acabó eso de ver paquetes de 500 folios debajo del monitor para que la pantalla te llegue a la altura de los ojos, podrás compartir con tu compañero de trabajo los resultados de tus cálculos con sólo un giro de pantalla. En definitiva, un gran aliado para las buenas posturas en el trabajo, que te ahorrará muchos quebraderos de cabeza y visitar al médico.

No hemos de olvidarnos tampoco la parte de imagen. Con una retroiluminación tipo LED, nos aseguramos imágenes brillantes, así como tamaño y pesos reducidos. La calidad de imagen es más que buena (sobre todo para trabajos de oficina) pero como habrás supuesto por esos 5ms de tiempo de respuesta o el formato 16:10; no estamos precisamente ante el equipo ideal para ver películas o entorno multimedia. Eso sí, para un caso de apuro, contamos con soporte HDCP en su toma DV-I, por lo que ke podrás conectar un reproductor Blu-ray sin mayores problemas. En este apartado multimedia su único punto flaco podrían ser su sistema de altavoces, que en la unidad que hemos probado, casi que mejor que ni los tuviera: sonido tipo lata, falto totalmente de cuerpo y con una potencia todas luces insuficiente.

Conclusiones

8/10

Estamos ante el aliado perfecto para entornos ofimáticos: será el aliado del "jefe" porque gracias a sus completos sistemas de ahorro energético, le permitirá reducciones más que considerables en la factura de la luz (un punto MUY a tener en cuenta hoy en día con los precios de la energía) y será también el aliado del trabajador, por la total ergonomía del equipo. Ajustable en altura, en vertical y en giro horizontal, permitirá realizar más que cómodamente el trabajo que antes se convertía literalmente en un "rompe-cervicales". Así que si estáis pensado en cambiar los monitores de la oficina, yo de vosotros, ya le estaba "comiendo la oreja" al encargado del departamento de compras con este Philips 225PL. No sólo los 250€ por los que se puede encontrar el equipo a través de Internet están más que bien, sino que además glosarle con todo lujo de detalles TODO lo que se podrá ahorrar la compañía en la factura de la luz sólo con el interruptor de apagado total o con el sensor de presencia. Seguro que con esas dos poderosas razones ya lo tenéis en el bote...

A Favor:

  • Posibilidad total de posicionar el equipo tanto en vertical como en giro
  • Sistemas de ahorro de energía e interruptor de apagado total
  • Retroiluminación LED que proporciona equipo de tamaño ajustado y prestaciones energéticas inmejorables

En contra:

  • Sistema de altavoces totalmente escaso
  • Pensado "sólo" para entorno ofimático
  • Se echa en falta un toma HDMI