Sony aplica una fuerte rebaja a sus televisores Google TV

Por | 12 de Agosto de 2011, 12:50

Parece que los equipos con Google TV no levantan cabeza. Primero fue Logitech la que anunció hace escasas semanas que recortaba drásticamente el precio de su Logitech Revue (desde los 249$ iniciales hasta unos ajustados 99$) y ahora es Sony la que nos anuncia fuertes recortes de precios de sus televisores Google TV. Con rebajas de precios que en algunos modelos llegan hasta un 50%, parece que nos encontramos en las primeras rebajas de televisores Google TV.

De todos es conocido que las ventas de la división de televisores de Sony no es que sean precisamente boyantes (de hecho, está en curso una reestructuración de dicho departamento), pero es que en el caso concreto de sus Google TV, las cifras parece que eran de espanto. Quizás debido a ese golpe de timón de cambio de "filosofía de ventas" o quizás para deshacerse de stock acumulado, Sony acaba de recortar muy fuertemente el precio de sus actuales televisores equipados con Google TV. Así, ahora se nos quedan con unos precios la mar de interesantes:

  • Sony Google TV de 24″: pasa de los $600 a los actuales $295
  • Sony Google TV de 32″: pasa de los $800 a los actuales $498
  • Sony Google TV de 40″: pasa de los $1000 a los actuales $723
  • Sony Google TV de 46″: pasa de los $1400 a los actuales $961

Sony ha querido dejar bien claro, que estos recortes no se deben a que abandonan la plataforma o para deshacerse de stock por la llegada de nuevos equipos, sino que simplemente quieren conseguir un mayor porcentaje de ventas en este segmento del mercado. De todas formas, recordaros que se especula conque en los próximos meses salga a la luz la esperada actualización de Google TV por parte de Google, que lleva varios meses de retraso. Se desconoce si el hardware de estos equipos la soportará, pero no tendríamos por qué dudar de ello.

En cualquier caso todas las noticias que están saliendo últimamente alrededor de los equipos con Google TV no es que sean definitivamente halagüeñas, sino más bien todo lo contrario. Esperemos que los equipos llegados de oriente basados en Android sirvan para relanzar un concepto que en principio y de partida, parece más que interesante.

Comparte este artículo