XEL-1 inalámbrico de Sony


Si Sony ya se estaba llevando la palma con su superfino televisor OLED de tan sólo 3mm de grosor y muchos pensaban que ya no tenía nada que mejorar; los japoneses nos llegan ahora con una versión inalámbrica y a baterías de ese mismo equipo que funciona sin cables.

Se trata de un televisor OLED, con pantalla de 11 pulgadas, receptor HDTV y tan sólo 3mm de grosor. Lo mejor de todo es que no lleva cables y se puede "empotrar" en la pared como un cuadro. Lamentablemente no se disponen de más datos ni características del aparato en cuestión. Vivir para ver.

Enlace: Sony goes totally wireless with its wafer-thin OLED display | Vía: DVICE