Avatar, ¿despega el cine en 3D?

Avatar

Hoy se estrena en todo el mundo la esperadísima Avatar, de James Cameron, la primera película seria en 3D que puede marcar un antes y un después en la forma de ver cine. El director de Titanic, la película más taquillera de la historia, ha apostado sin ambages por la nueva tecnología tridimensional, nuestros compañeros de Extracine ya han podido disfrutar de ella y no dudan en calificarla de gloriosa experiencia.

Muchos son los escépticos que piensan que el cine en 3D no pasará de ser una simple moda, una curiosidad que quedará relegada a unas pocas películas de animación y poco más, lastrada además por la incomodidad de tener que utilizar unas gafas unido a los problemas de mareos y dolores de cabeza que dicen que pueden llegar provocar. Por contra otros afirman que supondrá una revolución similar a la que supuso la llegada del sonido o el color al cine.


Hollywood ha visto en el 3D una forma de volver a traer a los espectadores a las salas. Ha llegado un punto en el que los efectos especiales ya no sorprenden a nadie por muy elaborados que sean, y es ahora cuando el cine tridimensional añade un elemento nuevo y espectacular que los productores ven con buenos ojos.

La industria de la electrónica de consumo no se queda atrás, las recientemente definidas especificaciones del Blu-ray 3D nos traerán el año que viene nuevos dispositivos capaces de reproducir contenido estereoscópico y tampoco faltarán televisores y proyectores con esta característica.

Ahora todo depende del público, y posiblemente la taquilla que consiga Avatar en su versión tridimensional sea determinante para que el cine 3D despegue definitivamente o quede en un experimento fallido como ya ocurrió con el antiguo sistema anáglifo.