La MPAA pretende recortar la «ventana» de alquiler en PPV de estrenos cinematográficos

Ahora que la recaudación en salas no es que esté precisamente boyante, puede que la gran esperanza de la industria de Hollywood para recuperar ingresos esté a la vuelta de la esquina. Evidentemente tiene que ver con Internet, con el vídeo bajo demanda y con los servicios de alquiler on-line.

¿Verdad que hay muchos posibles clientes que desearían ver las últimas películas de estreno, pero prefieren quedarse sin ellas puesto que ven demasiado engorroso eso de tener que desplazarse hasta los cines, hacer colas y luego tener un largo camino de vuelta a las tantas de la madrugada?. Pues esa suculenta parte del pastel podría ver los últimos blackbuster del momento desde la comodidad del salón de casa a través de servicios de vídeo bajo demanda con tan sólo 30 días de retraso con respecto a la fecha de estreno en salas. Eso es justo lo que están pensando desarrollar gigantes de la talla de Disney, Fox, Paramount, Sony, Universal o Warner Bros.

Con ello se conseguiría que los más reticentes a desplazarse hasta las salas pudieran acceder a los últimos estrenos de la forma más cómoda para ellos. Pero no va a ser todo tan bonito ¿verdad?. La parte mala es que estaríamos hablando de servicios Pay Per View de tipo Premiun, con unos precios que estarían sobre los $20-$30, decididamente fuera del alcance de la mayoría de la población.

De cualquier forma, estamos ante un cambio de estrategia de los estudios de Hollywod que puede cambiar definitivamente la forma de ver cine en el futuro.