Sony riza el rizo: nueva videocámara NXCAM con sensor Super35 y lentes intercambiables

Si todos pensábamos que lo más de lo más en cuanto a nuevas videocámaras era la recién presentada PMW-F3K con sensor Super35 y lentes intercambiables, llega la propia Sony y da otro giro más de tuerca, con el anuncio de una nueva videocámara dentro de la gama NXCAM con idénticas prestaciones pero enfocada a un público prosumer: nos referimos a la su nueva videocámara con montura E para lentes intercambiables y sensor Super35.

Podríamos englobar esta nueva videocámara (todavía en fase de prototipo) dentro de la gama de equipos NEX, que compuesta por cámaras de fotos y videocámara con lentes intercambiables, cuenta como equipo de referencia a la videocámara NEX-VG10. Pero si esa serie equipa un sensor Exmor APS, este nuevo prototipo da un triple salto mortal, con la inclusión por primera vez en la historia, de un sensor Super35 en un equipo en principio destinado a un público prosumer.

Equipada con una montura tipo E, será compatible con el listado de lentes disponibles para las cámaras y videocámaras de la gama NEX (como la NEX-5, la NEX-3 y la HandyCam NEX-VG10) y gracias a un adaptador opcional (LA-EA1), se le podrán instalar incluso lentes de la Serie "α" con montura tipo A. Pero la gran novedad es la inclusión de un sensor CMOS de tamaño similar a los usados en equipos cinematográficos en formato Super35mm, por lo que la calidad de imagen y sobre todo la profundidad de campo serán similares a los conseguidos con material dedicado al rodaje en cine.

En cuanto a formato de grabación, Sony ha optado como no podía se de otra forma en este rango de precios, por el AVCHD a 1080p (tanto a 60P/30P/24P como a 50p/25p) con compresión MPEG-4 AVC/H.264. Es de esperar la inclusión de tomas de audio profesional XLR y aunque no se ha desvelado el precio, suponemos que será mucho más ajustada que el resto de cámaras hermanas en la serie NXCAM.

En definitiva, un salto mortal en cuanto a videocámaras de calidad y con precio ajustado, enfocado a un público prosumer y que no se fíe de las opciones actuales en formato DSLR. Lo que yo no veo tan claro es la estrategia de ventas de la propia Sony. Con el lanzamiento de estos equipos con prestaciones cada vez superiores y precios más y más a justados ¿no se está disparando a si misma?. Quiero decir, este tipo de cámaras, con su gran calidad y reducido coste, ¿no se comerán las ventas de equipos superiores de características muy parecidas?. Sólo el tiempo dará o quitará razones y me temo que tendremos que esperar bastantes meses, puesto que Sony ya ha confirmado que no estará disponible hasta bien entrada la primera mitad del 2011.

Vía: Sony