BenQ se mete en el mundo de los televisores LED con la nueva Serie 5500

No es que BenQ sea precisamente famosa por sus televisores, sino más bien por proyectores o monitores, pero con la fuerte competencia que hay hoy en día, no está mal que las compañías diversifiquen. Eso es justo lo que ha hecho BenQ, con el anuncio de su nueva serie de televisores basados en retroiluminación LED. Nos referimos a la Serie 5500, que disponible en versiones de 26 (E26-5500) y 24 (E24-5500) pulgadas, viene a completar el catálogo del fabricante.

Aunque ambos se basan en tecnología LED y paneles de 8-bit, las resoluciones cambian según tamaño. Así, el modelo de 26 pulgadas es el que cuenta con menor resolución (quedándose en los 1366x768 píxeles), mientras que su hermano pequeño de 24 pulgadas equipa un panel Full HD. Es de suponer que integran sintonizador TDT-HD, entre otras cosas, porque en España ya no se pueden vender equipos de más de 21 pulgadas sin él.

Ambos equipos se completan con sendos sistemas de altavoces de 2 vías y 5W por canal, así como un completo surtido de conexiones, que van desde los 2 HDMI hasta la VGA, pasando por componentes, vídeo compuesto o S-Video. A destacar su puerto USB que además de servir de reproductor de medios (compatible con archivos H.264, Mp3 o JPG) sirve como grabador PVR con funciones TimeShift. Con unos precios respectivos de 325€ y 275€, pueden ser un buen candidato a segundo equipo para la cocina, habitación de los niños o sala de invitados, si lo que queremos es algo más de calidad que la que puede dar por ejemplo un Oki...