Embargada la importación de consolas Sony PS3 en Europa

Sony está que no levanta cabeza con su Playstation 3. Primero fue que se la piratearan y ahora que le han embargado la importación de consolas en el viejo continente. No, no estamos de broma: la orden viene de los juzgados de La Haya y obliga a los distintos departamentos de Aduanas de toda la Unión Europea, el secuestro durante al menos diez días, de toda consola Playstation 3 que pretenda entrar en territorio europeo.

Si los abogados de Sony no consiguen levantar este auto, las diferentes estimaciones consideran que en unos diez o quince días, desaparecerán sus consolas de las estanterías de los minoristas. Y es que ese periodo de tiempo es el que se estima que los almacenes centrales de los diferentes distribuidores, necesitan para agotar las reservas de Playstation 3 que acumulan normalmente.

Todo se debe a las diferencias existentes entre Sony y LG sobre el uso de patentes entre ambas compañías. Por el momento, los juzgados le han dado la razón a LG, al considerar que Sony habría podido utilizar patentes de LG en el lector Blu-ray presente en la consola, sin pagar los correspondientes royalties a la firma coreana.

Aunque la principal vía de entrada de las consolas de Sony en Europa es a través del puerto de Rotterdam y el aeropuerto de Schiphol, se ha tomado la decisión de ir almacenando toda ellas en un almacén central en Holanda, a la espera de lo que dicte el juez. En el peor de los casos, podría ser incluso la destrucción de todas ellas, pero es algo altamente improbable. Mientras tanto, Sony ha contraatacado, interponiendo demandas contra LG también sobre infracción de patentes.

Quién le iba a decir a Sony (precisamente uno de los socios fundadores del Blu-ray) que iba a tener problemas con sus costosas consolas PS3, justo por cuestiones relativas al lector Blu-ray de las mismas. Habrá que estar atentos, para ver cómo evolucionan los acontecimientos en las próximas semanas. Mientras tanto, si estáis pensando en haceros con una PS3, yo intentaría conseguir una cuanto antes, no vaya a ser que se conviertan en un objeto de contrabando...

Vía: The Guardian