Samsung lo complica todavía más y presenta gafas 3D incompatibles con sus propios televisores

La verdad es que los fabricantes parece que nunca aprenden. Si los usuarios ya son más que reticentes a meterse de lleno en esto de las 3D, parece que ciertas marcas no es que se lo pongan demasiado fácil. Si hace nada os comentábamos que se están entablando las primeras negociaciones para poner en marcha un estandard para gafas 3D activas, parece que por el momento casas como Samsung prefieren ponérselo complicado hasta a su propia clientela.

El cuento viene porque dentro de los packs de iniciación 3D con los que cuenta la casa, parece ser que acaban de descatalogar el que incluía las películas de Sherk y lo han sustituido por uno nuevo y más actualizado. Se trata del pack 3D SSG-P3100M: compuesto por un par de gafas activas y como no, todas las películas de Sherk. Como detalle a los más de 499$ que piden por él, se ha añadido un cupón que se puede canjear por el Blu-ray 3D de la película Megamind.

La cosa no pasaría de ahí si no fuera porque lo que viene es de órdago: resulta que ¡¡las gafas que se incluyen NO son compatibles con los propios televisores Samsung del 2010!!!. Al parecer, en la gama de este 2011, han sustituido el método de sincronización de sus gafas activas, pasando del infrarrojo a un sistema basado en Bluetooth y claro, esas nuevas gafas SÓLO funcionan con los nuevos televisores del 2011. Por si eso fuera poco, encima ¡¡¡las gafas 3D activas del 2010 (basadas en infrarrojos) también SE DESCATALOGAN!!

No me digáis que políticas como estas, no son un tiro en el pié para el fabricante. Pero vamos a ver almas de cántaro... ¿quién en su sano juicio se va a gastar un pastón en un televisor 3D y más de 100€ en unas gafas activas, para que luego tenga líos para utilizarlas según el modelo de televisor que tenga en su casa, la de su hijo o en la residencia de verano?. Si hasta ahora los fabricantes te salían con la excusa de que para no tener incompatibilidad con las gafas, lo mejor era que toda la familia se comprara la misma marca de televisor (mira tu que inteligentes son estos fabricantes) ahora es que ¡¡incluso teniendo todos un televisor Samsung, según de qué "cosecha" sea, servirán unas gafas u otras!!. En fin, ellos sabran lo que se hacen, pero desde luego ponérselo fácil al futuro cliente, no se lo ponen...